Páginas

martes, 5 de mayo de 2009

EL FENÓMENO SUSAN BOYLE

Por Hernán Barrios

Desde hace algunas semanas la Web se ha visto invadida por lo que algunos han denominado El fenómeno Susan Boyle. A pesar de que hace ya algún tiempo que estoy en contacto con cuestiones relacionadas con Internet, hay cosas que, por suerte, no dejan de asombrarme. Una de ellas es la velocidad de vértigo con la que algunas cosas se dispersan, y llegan en horas, a millones de personas en todo el mundo. No sé, y creo que a ciencia cierta nadie debe saber, cuales son los parámetros dentro de los que se mueve este fenómeno comunicacional, ni tampoco cuales son las condiciones ideales que hacen que se desarrolle su máximo potencial (si es que tiene un máximo). Sí supongo que se tienen algunas ideas o lineamientos generales, pero no la fórmula mágica. He visto en Youtube videos realmente muy interesantes que no pasan de unos cuantos cientos de visitas, y también otros absolutamente intrascendentes, sin mensaje ni trasmisión de conocimiento alguno, que en dos días superan el millón. Por poner un ejemplo, me viene a la mente el video de un niño gordo de unos 13 años, cuya habilidad era hacer sonidos flatulentos con una mano debajo de la axila.

En el caso de esta muchacha Boyle, los mecanismos de la Red han actuado a máxima potencia y la mayoría de los que entramos a Internet diariamente, la conocimos ya al otro día de haber cantado ante un jurado, a priori incrédulo y casi burlón. Pero lo que yo me pregunto cuando pasan esta clase de cosas es, ¿por qué ahora? ¿Por qué Susan pasó de ser una absoluta desconocida a estrella mundial ahora, y no antes? Porque lo que se puede saber husmeando un poco en la Red sobre su vida, es que desde joven se viene presentando en concursos y shows de este tipo, y jamás llamó la atención de nadie. ¿Es que recién ahora a los 47 años Susan canta lo suficientemente bien como para ser una estrella? Seguro que no.

La conclusión que saco, y para no sumergirme en cuestiones sociológicas que no creo sumen demasiado al tema, es que lo que ha sucedido con esta muchacha grande, es la distancia enorme que existe entre lo que aparenta, y lo que en realidad es. Quiero decir con esto, que lo que ha maravillado al mundo en este caso, no es lo bien que canta Susan Boyle, sino el hecho de que esa voz provenga de un cuerpo y una cara que no están en sintonía con ella. ¿Me explico? No se habría producido este fenómeno, si esa voz viniera, en lugar de desde una mujer desgreñada y con pinta de ama de casa, de una chica linda y joven.

No quiero que se me mal entienda. La voz y la forma en que canta la señora, me gustan mucho. Me parece maravilloso, además de merecido, que esto el esté pasando luego de haberlo buscado durante tantos años. Pero insisto: la fama que ha adquirido, lamentablemente no se debe a su buena voz, sino a la distancia que hay entre esa buena voz, y ella.


Dejo aquí tres videos que muestran a Susan a los 22, a los 33 y a los 47 años.





Acá Susan en 1984. Como pueden ver, salvo por el peinado ochentoso, hasta linda era la muchacha.


En el 95 en el Show de Michael Barrymore (entre nos, un tarado el tipo).



























Y acá no tengo más remedio que dejarles el link que conduce al video completo del principio del fenómeno Susan Doyle. Les pido presten atención al cinismo,la burla y el prejuicio con que la mayoría de las personas, jurado incluído, tratan a Susan antes de escuchar su interpretación. Luego, el delirio. (Entre nos, me emocioné).

3 comentarios:

  1. Creo que este fenómeno de Susan Boyle, nos debería hacer reflexionar sobre la discriminación que, a pesar de todos nuestros avances como humanidad, continúa latente en cada uno de nosotros. A la mayoría de los que vimos el video de la presentación de Susan en Britain Got Talent 2009, nos sorprendió la hermosa voz que surgía de esa mujer desgreñada, y también nos provocó un sentimiento de rechazo el recibimiento que esta recibió por parte del jurado antes de comenzar a cantar, quien dio por sentado que una mujer con ese aspecto haría una lastimera presentación.
    Pero lo más triste de todo es que, nos asombro a todos que Susan cantara tan bien, y esto refleja que nosotros también no esperamos mucho de alguien que no luce con los estándares de belleza actuales. No importa que el video fuera visto en Europa, América del norte, América del sur o Asia, el video fue visitado por miles de personas en pocas horas, por el mismo motivo: hay que verlo para creerlo, una mujer fea no puede cantar bien. Fue como poner en la Web un video de algo totalmente asombroso e increíble.
    Sentí pena de mi misma y de todos nosotros, por ser parte del rebaño, por tener tan metida dentro la idea de belleza que nos han hecho creer, por ser tan poco capaz de ver la otra belleza de las personas mas allá del físico, por esperar que alguien que no cumple con “los estándares” no pueda ser talentoso ni exitoso.
    Saludos a todos y todas las Susan Boyle que van (¿vamos?) por la vida, luchando para que el mundo les permita brillar con la belleza ante la cual, estamos casi ciegos.

    ResponderEliminar
  2. No lo podría haber dicho mejor. Me suscribo en un 100% a tus palabras.

    ResponderEliminar
  3. k se mueran todos perros putos mñosos

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.