Páginas

lunes, 11 de febrero de 2008

ENSAYO SOBRE LAS PAPERAS (Breve crónica basada en la traumática experiencia de un sobreviviente).


Aún tintinean en mis inflamadas cavidades auditivas, las crudas palabras de aquel despiadado ser que se hace llamar doctor. “Tenés paperas”- dijo sin medir consecuencias, al tiempo que se ponía a garabatear en un papel rosado, algo así como una justificación laboral. “Quedáte quieto”- agregó, creyendo yo por un instante que el profesional iba a proceder a asaltarme; “tenés que hacer cama una semana”. Ya más calmo, vi que lo que el hombre estaba haciendo era dándome instrucciones precisas para mi pronta recuperación. Igual no entendí –aunque por supuesto no me atreví a preguntar- en qué podría beneficiarme el hecho de dedicarme una semana entera a la carpintería. Me mandó mucho líquido, cualquier analgésico en caso de sentir dolor y nada más. ¿Nada más?

.

Para muestra basta un botón dice el dicho popular. Bueno, acá tenemos una pequeña muestra de lo adelantada que esta la medicina del siglo XXI. Para una enfermedad virósica que en un porcentaje no tan bajo puede provocar esterilidad en el hombre, la ciencia se despacha ufana con este complejísimo y elaborado cóctel; cama, agua y aspirinas. ¡Muy fuerte! Debe ser mas o menos lo mismo que recetaban los viejos farmacéuticos a nuestros bisabuelos, allá por el 1800. ¡Válgame Dios! Y después se ríen soberbios si algún curandero te sana el empacho, el mal de ojos o la culebrilla, con una cinta métrica y dos o tres rezos. Joderse pues. // Sepan disculparme los amigos médicos que por acierto o error pasen por este blog, pero es que aun me encuentro bajo los poderosos efectos secundarios de la peligrosa combinación de agua y aspirina, y no se lo que digo //

.

El hombre era de pocas palabras -o estaba de mal humor, no se-, así que tuve que acribillarlo con una ráfaga de concisas, concretas, directas y escuetas preguntas, a fin de saber algo mas sobre mi situación. Si fuera por él, me habría ido de la consulta sin saber si las famosas PAPERAS me iban a durar una semana, o una semana era lo que iba a durar yo. Después de un acalorado ping-pong de preguntas y respuestas, de algunas cosas me desasne; supe que es altamente contagiosa; que se contagia a través de la saliva (no de la entrava... mmm); que seguramente iba a tener fiebre y no mucho más. Agradecí los servicios al simpático caballero y me fui de allí con la firme intención de buscar en INTERNET algo mas de material sobre la dichosa enfermedad.

.

Salí de la consulta algo aturdido por la terrible noticia y pensando como iba a arreglármelas para estar toda una semana en cama y sobrevivir. El problema era que al vivir solo, sí o sí me iba a tener que levantar al menos a realizar las tareas básicas, como cocinar, y el verborrágico profesional me había aconsejado, REPOSO ABSOLUTO. La otra solución era poner la heladera junto a la cama y ahí darle tranquilo toda la semana al fiambre y la fruta. Me pareció muy complicado, así que sin pensarlo demasiado opte por el plan de emergencias que nunca falla, me fui para la casa de mi madre, que seguro no iba a tener problemas en cobijarme en su regazo una vez mas, como antaño. ¡Que invento las madres! Introduje en mi mochila mis petates básicos y partí raudo rumbo a mi primer morada, cita en la bulliciosa ciudad de Trinidad.

.

No les voy a decir que pretendía que un show de aguas danzantes al ritmo de la música, acompañado por un luminoso espectáculo de fuegos artificiales me dieran la bienvenida. Pero al menos, pensé encontrarme con algún vecino que me saludara al pasar. No pudo ser. Se me ocurrió llegar justo a la hora de la siesta, y como se sabe, en los pueblos del interior la siesta es sagrada. Si hasta Julián, el perro de mi hermana, me miro con cara displicente y no emitió vocablo alguno. Entré a casa de mi madre y luego de darme una urgente y reparadora ducha, encontré encima de la mesa una nota escrita en rabiosa y clara imprenta que rezaba: "NO TE VAYAS A BAÑAR". Dios!!! // Ahora, hay algo que no me cierra. Te mandan ingerir mucha agua, pero no te dejan bañar. O sea, sí al agua por dentro, y no al agua por fuera. Raro, ¿no? Por favor, si algún medico se encuentra leyendo esto, agradezco tenga a bien dejarme una explicación lógica y sustentable para esta aparente contradicción científica. //

.

Mas tarde y casi junto con la fiebre, llego mi madre. Y ahí estuvimos los tres juntos como cuatro días al menos, peleando codo con codo y espalda con espalda, contra el dichoso virus de las PAPERAS. Yo no sé, pero me late que debemos haber tenido unas cuantas bajas de glóbulos blancos en el fragor de la batalla, porque mi cuello y cara comenzaron a hincharse, al punto de parecer luchador de sumo picado por las avispas. Una vez expulsada de mi comarca corporal la fiebre, que cercenó durante varios días toda posibilidad de realizar cualquier actividad lechera (lechera: se dice de toda actividad que se pueda realizar en el lecho, además de dormir), comencé, entre otras cosas, a escribir este relato. Mucho chicle me dijeron, y allá le daba yo todo el día a los BELDENT. Podrán imaginarse que con la cara toda inflada, barbuda y redonda, mas bien parecía toro pampa. Pero bueno, era en pos de que la enfermedad no tomara rumbo sur hacia áreas mas comprometidas de mi agraciada osamenta. Zonas que hasta ese momento habían sido, afortunadamente, mudas testigos presenciales del desastre, que varios órganos más arriba, se estaba produciendo. ¿Me explico verdad?

.

La cosa amigos, es que luego de unos cuantos días de intensa actividad paranormal puertas adentro de mi territorio biológico, aparentemente el mal que me aquejo ha sido derrotado. Dicen los entendidos que a partir de este momento, paso a formar parte de la comunidad que es inmune a este flagelo. ¡Que así sea!

.

Quiero agradecer a todas aquellas personas que por diferentes intereses se comunicaron conmigo en el exilio, y hacerles saber que fueron esos mismos intereses los que me dieron la fuerza suficiente para no abandonar aun, este malherido envase.

.

A todos los que la vida lleve a enfrentarse cara a cara con este abominable virus, sepan que de este lado van a tener un amigo fiel, que no tendrá pereza lingual a la hora de aconsejarlos acerca de los procedimientos a seguir, para atravesar tan difícil transe con entereza y valor.
.
.

Muchas gracias a todos y estamos otra vez en contacto.
.
.
.

PD: Olvide comentarles que parece que ha mutado una nueva sepa del virus de las paperas, que se transmite a través del monitor de la computadora. ¡Suerte! Je je

10 comentarios:

  1. Estuvo bueno el comentario jeje ahora x una seman ano voy a
    trabajar me agarre paperas atraves del monitor jeje besos. Jorge ...

    ResponderEliminar
  2. Estuvo bueno el comentario jeje ahora x una seman ano voy a
    trabajar me agarre paperas atraves del monitor jeje besos. Jorge ...

    ResponderEliminar
  3. oye casualidad que me tope con tu blog buscando informacion sobre la paperas ya que me diagnosticaron hoy la famosa paperas..
    quisiera saber si uno se puede duchar?! cargo esa insertidumbre..
    espero que me respondas lo antes posible que no aguanto a mi mama diciendome de todo jaja saludos

    ResponderEliminar
  4. CARLEN: Lamento que mi respuesta se haya hecho esperar tanto, es que por algunos días no estuve conectado. Por mi demora, dos cosas pueden haber sucedido: 1-Te bañaste y te moriste. 2-No te bañaste y te echaron de tu casa por olores molestos.
    Sea como sea, obviamente mi comentario llega tarde. Además, a esta altura supongo que ya debés estar algo mejor.
    De todas maneras, te cuento que las versiones entre médicos son encontradas, pero la que prima por estos días es que te puedes dar una ducha rápida diaria. Nada de baños de inmersión ni nada de eso. Una duchita y a la cama está bien. Deseo estés mejor y gracias por pasar por este espacio.

    ResponderEliminar
  5. Pues que interesante leerte despues de buscar informacion en interntet sobre paperas ( paratoritis) ya que apenas el dia 24 de dic 08 me ha dado y he tenido que pasar todas la fiestas de navidad y año nuevo en cuarentena para no infectar a nadie mas. Pero he aqui que nadie me dijo que no me podia bañar, y cada fiebre que me dio... yo derechito a bañarme¡¡¡ y pues al dia de hoy ya pasaron casi 20 dias y aunque el dolor desaparecio mis glandulas parotidas siguen inflamadas¡¡¡¡ en una de esas y fue por bañarme¡¡¡¡¡¡
    bueno les dejo mi experiencia y si hay novedades se las hare saber¡¡¡
    saludos desde Chihuahua Mex.

    ResponderEliminar
  6. mi esposo tiene paperas y no se si mis bebes y yo nos podamos contagiar jejeje bueno pero si es asi q sea lo q mi Dios quiera...mi bebe tiene un año y mi otro tiene 5 :( ojala y a ellos no les de...bueno me despido a y de ñapas es navidad... :(

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos! estoy con diez días de reposo después de que me diagnosticaron paperas, solo me dijeron que tomara ibupirac cada 8horas y reposo.... quería saber si podría bañarme, hoy tengo médico y es vergonzoso tener que ir con el pelo así, plís respondan

    ResponderEliminar
  8. Hola. Nos hiciste reír mucho con tu graciosa forma de explicar tu experiencia. Contamos un poco más acerca de tus días en plena paperas!!!como te cuidaba tu mama? Mi hija tiene paperas y me gustaría saber que puedo hacer por ella.

    ResponderEliminar
  9. Hola. Nos hiciste reír mucho con tu graciosa forma de explicar tu experiencia. Contamos un poco más acerca de tus días en plena paperas!!!como te cuidaba tu mama? Mi hija tiene paperas y me gustaría saber que puedo hacer por ella.

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.