Páginas

sábado, 5 de junio de 2010

NO TE EXTRAÑO

Por Hernán Barrios



BREVE Y ESTÚPIDA TEORÍA SOBRE EL DESAMOR EN EL MUNDO ACTUAL


Bueno amigos, después de años de pensar y repensar por qué, en los tiempos que corren las relaciones humanas se han vuelto bastante más efímeras que antes, he dado al fin con la respuesta definitiva.



EXCESO DE COMUNICACIÓN


La señora GLOBALIZACIÓN ha hecho todo lo posible para hacernos creer que cuánto más conectados estemos entre nosotros, más fuertes serán entonces nuestros vínculos. ¡Pero es mentira! ¡Les juro que es mentira! Lo descubrí hace poco rato, mientras le mandaba un mensaje de texto a un amigo que está en España, nada más que para saber qué estaba haciendo. El mensaje decía exactamente así: “Q hacés loco? En q andás?”. ¿A ustedes les parece hacer viajar un sms por 14.000 kilómetros para preguntar esa pavada? Ahí vi claramente que no le estaba mandando un mensaje a mi amigo porque lo extrañaba o porque quería saber cómo iba su vida, sino por chusma nomás. Horrible.


La teoría que estoy estrenando hoy (...?), se basa en este principio que acabo de ejemplificar. La comunicación entre personas se ha hecho tan fácil, práctica, y requiere de tan poco esfuerzo para llevarse a cabo, que además de reducir las distancias a nada, está haciéndonos dejar de experimentar el sentimiento de EXTRAÑAR AL OTRO. Otro ejemplo: Hasta hace algunos años, las personas casi no veían ni tenían noticias de su esposa u esposo durante todo el día, hasta que volvían a la noche a su casa. Ahora, mediante los mensaje de texto, el teléfono, el chat y todo eso, tenemos un contacto tan continuo con dicha persona, que es como si en ningún momento nos separáramos, no dejando hueco alguno para el extrañe. ¿Se entiende?


Sé que esto del sentimiento de extrañar al otro puede parecer una cuestión más espiritual y romántinca que práctica, pero, ¿cómo podemos estar deseando volver a estar con tal o cual persona, si en los hechos nunca hemos dejado de estarlo? Y créanme que 24 hrs. continuadas de contacto, por más amor que exista entre dos seres, desgasta.


NOTA: Esta es la parte que va a hacer que mi novia esté con cara larga por lo menos durante una semana, y que yo tenga que responder toda una serie de cuestionamientos sobre nuestra relación, etc. Pero bueno, son los retos que tiene que afrontar todo boca floja como yo, que además de pensar todas estas pelotudeces, encima las pone en la Web.


Esta teoría es obviamente aplicable a todo tipo de relación y no solamente a las amorosas. Tengo unos 400 amigos en el Facebook y todos los días 2 o 3 cumplen años. O sea que dedico 2 o 3 minutos de mi vida, a poner un feliz cumpleaños “facebulesco” en el muro de esas personas. ¡Qué buen amigo que soy! Aclaro por si alguien está por fuera de este mágico medio de comunicación, de que me entero del 99% de los onomásticos porque la máquina me avisa, que sino, ni mensaje salía.


La tecnología con todos sus adelantos ha acortado las distancias entre personas. Al mismo tiempo, considero que ha debilitado la potencia de los vínculos entre estas mismas personas. Y bueno, las consecuencias de este fenómeno están a la vista. Relaciones amorosas que duran una primavera. Vínculos familiares cada vez más fríos y automáticos. En definitiva, relaciones humanas cada vez menos humanas, y más tecnológicas.


Y así estamos.


2 comentarios:

  1. No voy a objetar, porque si mal no recuerdo: vos siempre fuiste el que inistió en que me compre el celular (no hace mas de 3 años que tengo uno), casi todos los días sos vos el que me envía mensajes de texto (muy tiernos es verdad)y si demoro mucho en contestar te enojas. Aparte de eso no me considero una atomizadora del celular ni del correo electrónico, ni de facebook. Dicho esto, podes estar en paz, no se viene ningún re planteo.

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.