Páginas

miércoles, 5 de febrero de 2014

TECNOLGÍA DACTILAR

Por Hernán Barrios

Grueso y profundo análisis acerca del tan popular y poco amistoso estudio médico denominado TACTO RECTAL.


A mí todo lo que tenga que ver con ciencia y tecnología, me interesa. ¡Pero todo, eh! Desde los vuelos al espacio hasta las zambullidas en las Fosas de las Marianas. Desde la Teoría de la Relatividad, pasando por la de la Evolución de las Especies, hasta la física cuántica (con agujeros negros incluidos). No dejo pasar ninguna oportunidad de pegarle una mirada en Discovery, History o cualquiera de esos canales, a todo programa que tenga que ver con ciencia, tecnología, pirámides, y de paso ovnis. Me gustan, ¡qué le voy a hacer! No lo puedo evitar. Y digo todo esto nada más para dejar en claro que mi relación con la ciencia es buena. Que no tengo nada en su contra y que por el contrario, en la mayoría de los casos, la apoyo y la defiendo. 

Pero hay algo que ya desde hace algún tiempo me anda dando vueltas en la cabeza, y que considero ha llegado el momento de decirlo. Algo que no me cierra. Algo a lo que, por más vueltas que le doy, no le encuentro explicación científica. Ese algo es el examen médico denominado TACTO RECTAL.



¿Cómo carajo puede ser que con tantos avances que ha tenido la ciencia en los últimos dos siglos, sigan metiéndole el dedo en el culo a la gente, para saber si tiene alguna enfermedad? 

¿Alguien me lo puede explicar? ¡Vamo arriba gente de ciencia, pongámosle cabeza a ese temita de una vez por todas! Yo creo que cuando la ciencia dé ese paso, cuando deje atrás ese escollo tecnológico que a nivel médico la ubica en la época de las sangrías y de las operaciones sin anestesia, la humanidad toda a a pegar un salto cualitativo hacia el futuro evolutivo. 

Pensemos un momento. Estamos en la época en que la ciencia y la tecnología tienen respuesta y solución para casi todo. La medicina ha alargado la vida de las personas como en un 20%; la ciencia espacial ha descubierto y hasta visitado planetas lejanos; han clonado seres vivos de todo tipo y color; han leído y traducido en varios idiomas y en diferentes tipos de letras, al genoma humano; de yapa, y como ya han curado casi todas las enfermedad que había en la vuelta, están inventando nuevas para poder seguir fabricando medicamentos. ¡Una "capa" la ciencia! ¿Y todavía no han podido inventarse un aparatito que nos pegue una mirada profunda a nuestras zonas oscuras, sin tener que andar metiendo el dedo como quien rellena un pollo? ¡No seas malo!

Nos están jodiendo. Si fuera español aplicaría literal la frase: nos están follando. Para mí que lo hacen a propósito. Lo que aún no alcanzo a descifrar es el por qué de tamaño retraso científico, y de tanta saña con la especie humana (especialmente con los hombres, claro). Yo sé que deben estar muy ocupados en temas salados como hacer funcionar el acelerador de partículas, o inventar algo que sustituya al petróleo y que lo puedan vender bien caro, o algo por el estilo. ¡Pero vamo arriba! El temita del culo se les quedó en el tintero. ¡Ya está bien de tanto toqueteo gente de ciencia, vamo a  meter una idea para no quedar a marzo! 

Aveces me da por pensar que la capa general, la "mandamas" de las cuestiones médicas a nivel mundial, es una mujer. Y una mujer despechada, encima. Una a la que algún hombre le rompió el corazón en su más tierna juventud, y ha dedicado toda su carrera a desquitarse con el género masculino. ¡Sé que parece una locura pero, sino ¿qué otra explicación puede haber? 

La otra es que exista algún tipo de morbo colectivo entre los especialistas médicos, que los haga despreciar cualquier otro tratamiento alternativo, y por supuesto menos invasivo, para seguir insistiendo en meter el dedo en la yaga (metáfora). O sino que haya una cuestión económica de por medio. "Bueno mire doctor, estamos dando un bono extra de 2 USD por cada centímetro de dedo introducido"- le dice el visitador médico. Si es esto último, ahí me puedo llegar a explicar por qué todos los médicos que deciden especializarse en coloproctología, tienen ese tamaño de dedo tan fuera de lo común. ¡Claro, pero es que parece hecho a propósito! Nunca uno de dedo fino; siempre uno con mano de leñador ruso. 

Además, ¿por qué el dedo? ¿Por qué no usar un aparato extra corporal, al menos? A ver, cuando te estudian el pecho, usan un estetoscopio. Para la garganta, una maderita. Para los ojos y oídos, una linterna. Para el estómago y zonas cercanas, un caño con una cámara. Para la vagina, una espéculo. O sea... para todo hay un aparato especialmente diseñado. Y resulta que para esa zona tan delicada y en la mayoría de los casos meticulosamente cuidada, le entran a puro dedo. ¡Tan pasados!

Y tengo además una teoría reveladora. Dice así: el tacto rectal es el responsable de la violencia en el mundo. ¡Pero si está muy claro! La violencia doméstica; la violencia en las calles, en los espectáculos deportivos, en el tránsito, y en tantos eventos más de nuestro diario vivir, son producto directo de andar metiéndole el dedo en el culo a los hombres. En el momento los tipos nos la bancamos, calladitos y aparentemente resignados. Pero no es tan así; la herida que deja ese pedazo de masculinidad vilmente arrancado de nuestras entrañas, queda abierta. Y como es de esperar, por algún lado explota. El amigo Freud seguro estaría de acuerdo conmigo.

No quiero seguir explayándome en el tema. Este artículo no es otra cosa que un grito social; un llamado urgente y desesperado a la comunidad científica a buscarle una solución más amigable al problema. ¡Basta de dedos invasivos! ¡Basta de denigrantes estudios dactilares! Es hora de cambiar. Es hora de evolucionar. 

En lo posible antes del 14 de marzo que cumplo 40. ¿Puede sergio?

4 comentarios:

  1. el temas está en la mesa Sres... a tomar cartas en el asunto, pensando en un reconocido médico Garcia (no voy a dar su nombre) reflexionando sobre el tema, yo le preguntaba " flaco, con esos dedos no podés..., aparte pesas 50 kg mojados de donde sacaste esos deditos" la respuesta fue " mis padres tuvieron toda la vida panadería". Entonces entendí los 2 cm del diámetro del dedo indice de Garcia... cuando le pregunté por una opción alternativa respondió " control por medio de un examen de sangre.. pero...," pero que repliqué", me contestó "no es tan exacto como el tacto"; no me parece una respuesta académica de una persona que se pasó 9 años en una Facultad, en fin... suerte pila (ah, yo por razones de edad llevo como dos controles hechos ya... de la manera menos exacta.

    ResponderEliminar
  2. Acá hay "Algo que no me cierra" y es... ;) jejejejeje

    ResponderEliminar
  3. Realmente una decepción el artículo... no acostumbro a leer cosas de otro ni mucho menos a responder porque cada quien tiene derecho a opinar lo que quiera de lo que sea, pero realmente este tema me toca de cerca y no puedo dejar de escribir para que la persona que lea tu "artículo" se informe realmente como corresponde. Como sabras soy médico y para tu mayor tranquilidad realizando la especialidad de UROLOGÍA así que como te imaginaras tengo propiedad para hablar del tema. Realmente deja mucho que desear que publiquen estos comentarios que carecen de total conocimiento, que reflejan ignorancia, y que generan en el resto del colectivo lo mismo. Para tu información (y la del resto de la gente que quiera leer esto) el cáncer de próstata es el cáncer más frecuente en uruguay, siendo a nivel nacional el segundo en mortalidad en los hombres (incluso por encima del conocido cáncer de pulmón). esto lleva a que sea tan importante su diagnóstico a tiempo para poder tratarlo. Es una enfermedad que no da síntomas hasta que está muy avanzada por lo cual los controles y chequeos oportunos son fundamentales para hacer un diagnóstico a tiempo. El examen a través del tacto rectal es la única manera que el médico tiene de examinar un órgano interno, que de otra manera es imposible de hacer, permite examinar y valorar si en la próstata existe alguna zona de consistencia diferente a lo habitual (por eso lo hace el especialista, reconoce lo normal y lo patológico) o si existe algún nódulo. El examen de sangre (denominado PSA) es complemetario del tacto rectal, se deben hacer ambos estudios, uno puede ser normal y el otro no y ante cualquiera de esas dos opciones (PSA alto o tacto rectal patológico) está indicado realizar una biopsia de próstata para descartar un CÁNCER.
    Espero no ofender pero cuando uno "escribe" cosas que tienen llegada a otros (como las redes sociales) la información tiene que ser de buena calidad, perdón al que se sienta ofendido con el comentario pero realmente es un tema que tendría que preocupar más a la población en general.
    Por favor infórmense adecuadamente, repito, segunda causa de muerte por cáncer en Uruguay (creo que el dato no es menor). Creo que da para hacer reflexiones más profundas.....

    ResponderEliminar
  4. Qué estupidez "NO ACOSTUMBRO LEER COSAS DE OTRO"!!!! Y que carajos leés? Por lo pronto te parece que este es un blog cientifico o algo así? No se como se recibió de DR/A. ya que no lee cosas de otro, debe haber comprado el Título en Tristán Narvaja. Quizá no sepa que existe la agudeza, humor o humorismo o como le quiera llamar. Por suerte no borraron tu comentario. Pienso que deberías leer y leer mucho, mucho más de lo que lees... Shalú y Felishidá!!!

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.