Páginas

jueves, 3 de enero de 2008

VIDA DE CASADO

.
La vida en pareja cambia algunas cosas. O muchas según he podido ver. Este relato nació luego de mi primera visita a la casa de mi mejor amigo, inmediatamente después de que la entonces novia de éste, se fuera a vivir con él.
.
.
Con un estupor imposible de ocultar, he sido testigo presencial de algunos cambios ocurridos en la vida, el entorno y la naturaleza psicofísica de uno de los miembros de la barra ( por cierto, el más oscuro de los mismos), como consecuencia de su reciente yuxtaposición matrimonial con un pequeño elemento perteneciente al grupo de las féminas y cuyo nombre hace alusión a un éxito popular del género tropical que pululó en las emisoras locales unos meses atrás; the number one ( por si no quedó claro ).
.

Resulta, que días atrás se conmemoró el natalicio de la chica antes mencionada y tuve el honor de ser convidado a participar de una reunión que tuvo lugar en la casa que la pareja feliz comparte en un alejado y boscoso paraje, lindero dicho sea de paso, con la llamada playa gay, que se encuentra sobre el arroyo Carrasco y de la cual hace poco tiempo tuve conocimiento por intermedio de un programa televisivo. Mucha y amplia fue mi sorpresa al llegar al lugar en cuestión, al notar, ( imposible no hacerlo ), todos los cambios estructurales, decorativos, de pulcritud ( que no le vino nada mal ), y de costumbres que allí habían ocurrido. Primero que nada, lo que noté fue que todos los elementos que poblaban la ex-casa de soltero habían cambiado dramáticamente de ubicación, habiendo pasado a posicionarse en lugares mucho más estratégicos, de acuerdo no ya a una persona sino a dos. Quedó además a las claras estampado, el sello inconfundible de la mano de una mujer en la reubicación de las cosas. A saber: el piano, contra la estufa ( seguramente lo puso la señorita ahí con la esperanza de que salte alguna chispa y se prenda fuego, así al pianista en cuestión no le rompe mas las pelotas ); los aviones y todo tipo de aparatos voladores que adornaban las paredes del ex bulo fueron cambiados por mariconadas como cuadritos de enamorados, rositas, etc.; la cama, que supo ser campo de tantas batallas ganadas por nuestro viril amigo, no solo ha cambiado de posición ( seguramente movido por alguna vieja superstición de que la cabecera no debe estar siguiendo vaya uno a saber qué paralelo porque trae mala suerte ...) sino que ahora, lejos ya de ser el potrero desprolijo y revuelto que solía ser, se ha convertido inexorablemente en una pradera rosa que desborda dulzura y afecto por cada uno de sus hebras; el latón, viejo y herrumbrado que hizo las veces de depósito para la ropa sucia que se acumulaba durante un tiempo por demás prolongado, ha sido despóticamente trocado por un lindo y ordenado aparato con varias cajoneras, donde se deposita la ropa apenas con un atisbo de mugre, correctamente clasificada y doblada ( según ordenes de la patrona ) por color, olor, textura, etc.; Bueno, aparte de todo eso, hay cosas que se han duplicado en el contexto una pacífica y armoniosa vida en pareja; a saber: hay 2 computadoras, 2 bicicletas, 2 cepillos de dientes, 2 cuerdas de ropa, 2 celulares, 2 cuernos ( Uyyyyy, se me escapó ). Y hay cosas que han cambiado radicalmente para bien, o para mal depende de donde se mire: hay comida digna para los invitados; la bolsa de la basura ya no está más en el piso y pegada a la bolsa de la galleta; hay otras frutas aparte de bananas; la cama está habitualmente tendida; no necesitas botas de goma de media caña para entrar al baño; hay más variedad de música en la discoteca; el jabón del baño no tiene pelos; no hay restos de excremento en el excusado y muchas cosas más que sería demasiado tedioso enumerar. Pero no hoz preocupéis queridos amigos, hay algo positivo en medio de toda ésta hecatombe, al menos para los que elementos de la barra que estamos solteros.. Suelen concurrir a la ex-tapera ciertos elementos cárnicos del sexo femenino amigas de la ama de casa, que por lo menos le ponen un poco de color y alegría a la cuestión. Yo, por lo pronto, tuve la oportunidad, aunque muy soslayada el día del evento antes mencionado, de conocer un par de elementos comestibles que lejos estaban de ser los cangros viejos, arrugados y desdentados que solían verse en esa choza, antes de producida la reforma en cuestión.
.

Estimados amigos, por aquí voy terminando mi narración sobre los sondeos oculares que tuve la oportunidad de realizar algunas horas atrás. Les mando un abrazo grande.

5 comentarios:

  1. Reir y pensar son dos actividades que no deberían ser tomadas a la ligera por nadie. La primera te hace vivir y la segunda de hace saber cómo hacerlo. Son complementarias y obligatorias. Es más, deberían ser incluídas como materias en el sistema educativo. Una podría llamarse REFLECCIONOLOGÍA y la otra CHISTOLOGÍA. Ya está, a ver alguien que me consiga el tel de Ministerio de Cultura.

    Gracias amigo HORACIO por hacerte eco de mis pedidos. Espero sea contagioso ya que de lo contrario voy a tener que tomar medidas un poco más duras.Medidas que pueden incluír duras y públicas descripciones de cada uno de los integrantes de la barra; o quizás fotos, etc. De todas maneras, estoy seguro que no va a ser necesario llegar a estos extremos.
    Un abrazo y gracias por estar.

    ResponderEliminar
  2. No puedo agregar mucho a lo que ya te dije, ese dejo de burla que no es mas que el intento de hacer mirar a la gente para otro lado... no será un poquito de envidia por tener la cama tendida y los cuadritos en la pared? Pensalo... ya es hora de que vayas dando ese paso... Como relato... imperdible y unico como todos los tuyos Un abrazo y gracias por compartirlo conmigo.

    ResponderEliminar
  3. Definitivamemte, tu amigo no se casó conmigo.


    Seguiré sola y no pienso poner velitas alrededor de la cama, ni tenderla a diario, ni esperes encontrar comida lista, ni colgaré cuadritos que digan "siempre te amaré".

    Ufa.
    No obstante esos insufribles defectos femeninos me siguen acosando todos los hombres que conocí en mi vida.

    Estoy jodida. ¿Verdad?

    Http://premioparalucia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. No se casó. El idilio duró lo que un lirio. Con decirte que no pude concretar lo de las amigas. CONSEJO PARA MUJERES CON INTENCIONES DE CAZAR: Nada de cuadritos, velas ni otras yerbas. Lo de la cosita... acepto.

    ResponderEliminar
  5. Perdon por la falla neuro-digito-falangio-dactilar... quise decir " lo de la COCINA, acepto". Uf... maldito parkinson.

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.