Páginas

jueves, 8 de enero de 2009

MANUAL DEL BUEN VERANEANTE

Por Hernán Barrios






En fechas en que la mayoría de los seres humanos que tienen su morada por debajo del ecuador se toman sus merecidas vacaciones, me pareció oportuno dedicar algunas líneas, al tratamiento de algún tema relacionado con estas cuestiones.

.

En mi país específicamente (Uruguay), y fundamentalmente por un tema de corte monetario, la aventura de salir con la carpa al hombro, con la real intención de armarla en el primer monte con ½ kilo de arena y ¼ litro de agua sin cloro que encontremos, se ha transformado en un clásico. Y no solo entre los jóvenes, como cabría de esperarse, sino también entre personas de cualquier edad, incluso familias completas con niños, abuelos, perro, gato y loro.

.

En este contexto, cabe decir que muchos campamentistas profesionales se toman su transitoria condición realmente muy en serio, y eso se refleja obviamente, en la imponencia de sus campamentos. Pero otros, entre los cuales me incluyo, gozamos de una condición absolutamente amateur y le damos una importancia mucho menor, remitiéndonos a llevar solo lo justo y necesario. Tanto es así, que la mayoría de las veces nos pasamos de justeza y nos faltan, llegado el momento, elementos imprescindibles.

.

Es por esta razón que he decidido escribir el siguiente manual. Básicamente, para que a todos aquellos pseudo-campamentistas que están a punto de izar las velas de la adrenalina y levar anclas en el mar de la aventura, no los agarre la lluvia en el desierto con un tenedor en cada mano.

.

Por último debo confesar –nobleza obliga-, que las siguientes recomendaciones surgen de situaciones en las que directa o indirectamente, he estado involucrado.

.

Dicho esto, he aquí la criatura.


..

.

EL CARTELITO

.

¡Fundamental! Por supuesto que la regla de oro de todo buen veraneante de mochila a la espalda, es no gastar un peso en transporte. Para cumplirla, tenemos dos caminos; o caminamos, -acción a la cual no me afilio en lo más mínimo, sobre todo cuando nuestro destino final sobrepasa con holgura los 100 kilómetros de distancia-, o le pedimos a cualquier buen samaritano de corazón noble, que nos de un aventón. Para poner en práctica esta segunda opción, es necesario haber diseñado previamente, un cartel de al menos 50 x 60 CMS, en el cual se lea en forma clara y concisa, el sitio al cual nos proponemos llegar. Pero ojo, nada de lapiceras Bic de trazo fino. Lo más gruesa y corpulenta posible (decía una vecina mía) tiene que ser la letra. Miren que ningún cristiano, por más nobles intenciones que tenga, se va a bajar del auto para leer el cartel.


..

CARPA COMPLETA

.

Las carpas están compuestas básicamente de dos partes; una blanda, formada por lonas, sobretecho y mosquiteros, y otra dura (me contó la misma vecina del párrafo anterior), formada por hierros y estacas. Ambas son importantes por igual, y es bastante poco recomendable olvidar alguna.

.

Recuerdo cual si fuera ayer, aquel fin de semana en el festival del lago de Andresito, allá por el 2002, en el cual, ante la negligencia de Fernandito, que llevó solamente la parte blanda de la canadiense de cuatro personas de su hermano, tuvimos que darle forma insertando el único colchón inflable que teníamos, erecto, y haciendo las veces de pared central. Lo malo, la casita nos quedó amorfa y totalmente proclive a derrumbarse cada 13 minutos, ante el más mínimo movimiento externo o interno. Lo bueno, nos quedaron dos habitaciones claramente definidas.


..

COLCHON INFLABLE O SOBRE DE DORMIR BIEN MULLIDO

.

Aún tengo tatuado a fuego en mi costillar izquierdo, las marcas que me dejaron aquellas filosas piedras calcáreas de origen volcánico, sobre las cuales estacioné mi carpa, en febrero del 98. Era mi primer incursión en el tema, y tan excitado estaba con aquel inminente debut campamentero, así como con la adquisición de mi primer vivienda móvil, que olvidé llevar algo sobre lo cual recostarme. Y bueno, así me fue. Ya de regreso en Montevideo, me revalidaron casi todas las materias de un curso de nivel terciario para faquir en jefe, que realicé en la UTU.


..

ENCENDEDOR

.

O cualquier elemento capaz de generar ignición. Quiero en este punto echar por tierra ese viejo mito que empeñosamente se han encargado de inocularnos desde la escuela, que asegura que se puede lograr una combustión completa frotando dos piedritas, o en su defecto, dos palitos. ¡Mierda vas a prender fuego así! Las piedras lo único que pueden generar, son unos callos más grandes que la mano, y los palitos, se los pueden meter directamente en el culo. Podes lograr fuego sí, pero de la calentura que te agarras de tanto frote que frote, pero no por el refriegue en sí. Qué se vallan a la mierda los indios.


..

ALARGUE O PROLONGADOR

.

Para conectar una lamparilla con el fin de iluminar el campamento, debes saber que vas a necesitar un alargue, largo. Hago hincapié en el adjetivo calificativo, porque es altamente probable que el pico de donde tengas que sacar electricidad, se encuentre a no menos de 500 metros de donde se te ocurrió instalarte. Esta máxima creo que le faltó a Murphy, pero como soy muy generoso, se la agrego a sus leyes: -la distancia que te separará del pico de luz más próximo a tu carpa, será siempre el doble de los metros de cable que hayas llevado.

.

.

PRESERVATIVOS

.

Esto lo agrego en sentido simbólico, y sólo para prestarle otra ley al amigo del párrafo anterior. Dice algo así: –la cantidad de oportunidades que se te presenten de tener sexo en las vacaciones, será inversamente proporcional a la cantidad de condones que hayas llevado.

.

.

GUITARRA

.

Esto en caso de que quieras ponerle un toque folclórico al campamento, y de paso llamar la atención de las vecinas del campamento de mas allá. No del contiguo, el cual indefectiblemente va a ser una familia con no menos de 22 integrantes, entre los cuales se van a destacar al menos una docena de niños por demás inquietos, sino del otro, el del otro lado del arroyito. Además del instrumento, es fundamental tener bien aprendida letra y música de las siguientes tres canciones: -El oso, Rasguña las piedras y Presente. Ah… y si tienen Y nos dieron las 10 de Sabina, están completitos. Con eso es suficiente.

.

De todas maneras, si cantan lo suficientemente bien como para que las vecinas del oooootro campamento se acerquen a interactuar, no se vayan a olvidar de tirar los preservativos lo más lejos posible, sino están fritos igual.

.

.

.

Además de estas elementos fundamentales, no está de más llevar otros como una linterna, cuerda, un cuchillo de Rambo, fósforos (por si al encendedor se le termina la piedra), un mapa (no importa de dónde), un teléfono (al pedo porque nunca vas a tener señal), repelente, protector solar y un gorro (mejor gorro no, porque sino va a estar nublado). Ah… y plata para el pasaje de vuelta, porque dos cosas van a suceder seguro a su regreso; va a estar lloviendo como pocas veces habrán visto en su vida, y no les va a para un vehículo en la ruta ni aunque se le metan adelante.

.

Creo no equivocarme cuando digo que, si siguen al pie de la letra estas sencillas recomendaciones que humildemente he escrito para ustedes, no hay motivo alguno para que no disfruten este verano, de unas maravillosas vacaciones al aire libre.

.

Suerte.






2 comentarios:

  1. JAJA!!!Hola, Hernan:Fascinada con Ismael Serrano!!!...
    Bueno,yo me compre mi carpa para 1.2 personas el verano pasado...Y bueno,sin colchon ni colchoneta,la carpa era una inmensidad en el frio cordobes con dos niñas dentro,muertas de frio..luego, esa carpa se la preste a un amigo que se fue para tus pagos...y por todo uruguay anduvo el pobre!!!a el no le alcanzo tan poca carpa y otro dato,si llueve, sali afuera,porque la carpa se te inunda...juaaaaaaa
    Y este año la lleve a un campamento pero la preste...eran tres hombres metidos en ella, y era muy gracioso ver sus pies sobresaliendo por la "puerta"...Lo mio es el turismo aventura,pero parando en hotel o algo con techo firme y cama mullida,jua.
    muy lindo
    beso

    ResponderEliminar
  2. Como dijo la vaca: muuuuuuuuu bueno, mi amigo.
    Me permito agregar una recomendaciòn, producto de una de mis escasas experiencias campamentísticas: no olvide llevar una buena y pesada pala de pocear, porque con la sequía que hay, seguro que cuando decida acampar, se viene el diluvio universal. Eso sí, las canaletas hay que cavarlas apenas armada la carpa, aunque se corra el riesgo de que algún vecino lo mire como diciendo "pero este es pelotudo, mirá el sol que hay".
    El cumpa.

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.