Páginas

domingo, 30 de mayo de 2010

URUGUAY CAMPEÓN DEL MUNDO 2010

Por Hernán Barrios


El otro día miraba en una señal internacional de cable un programa especial sobre el mundial de SUDAFRICA 2010. En él se analizaban las posibilidades de las distintas selecciones que van a participar del mismo, y se realizaban entrevistas a algunos técnicos y jugadores destacados. Fue escuchando las respuestas de estas personas ante una pregunta puntual hecha por el equipo de producción del programa, que me di cuenta de por qué Uruguay luego de 1950, no ha estado más en las instancias finales de la copa del mundo.


La pregunta se la hicieron a los técnicos y a varios jugadores de las selecciones de BRASIL, ESPAÑA y ARGENTINA, y era la siguiente:


¿A qué puesto aspiran llegar en SUDAFRICA 2010?


La respuesta de todos y cada uno de los entrevistados –repito: técnicos y jugadores- fue exactamente la misma: “A ser campeones del mundo”.





Quedé masticando este episodio por un rato, y al día siguiente decidí hacer un pequeño experimento casero. Le efectué esa misma pregunta no a los jugadores, sino a varios de mis compañeros de trabajo. Las respuestas fueron variadas, pero en líneas generales tenían este tono:



A) Si pasamos la primera fase estoy contento”.


B) Yo creo que podemos llegar a los octavos”.



Una de las más positivas fue:


C) Yo me tengo fe para llegar a los cuartos”.



Luego de estas respuestas, las cuales por alguna razón intuía, tuve al fin la respuesta definitiva al planteo del principio.



URUGUAY NO HA SIDO NUNCA MÁS CAMPEÓN DEL MUNDO,

POR CULPA DE SU CABEZA




Está más que claro que los cuadros que van pensando en ganar el campeonato, son los que lo definen. El resto, como nosotros, que vamos a ver hasta donde podemos llegar, ocupamos posiciones más o menos rezagadas, dependiendo pura y exclusivamente del factor suerte.


Estoy absolutamente convencido de que el estado psicológico de los jugadores influye bastante más de lo que la gente cree en el resultado de los partidos de fútbol. En realidad, está comprobado hasta científicamente, que la posición emocional de una persona a la hora de realizar cualquier actividad, es especialmente trascendente en su desempeño, y por ende también lo es en el resultado final de dicha actividad. Es justamente en este punto en donde Uruguay está flaqueando desde hace mucho tiempo.


Creo que nadie puede decir que nuestro país no llega a definir cosas importantes en la cuestión futbolística, por una baja calidad profesional en los componentes de su plantel, ya que es por todos sabido que la mayoría de los hombres que integran nuestra selección, juegan en ligas importantes del mundo. Tampoco se puede culpar de nuestro fracaso a la cuestión física, porque en ese sentido los jugadores cuentan con la mejor infraestructura y los mejores profesionales en la materia, como para estar a la altura de las circunstancias, y no quedar en inferioridad de condiciones con respecto a otros países. El tiempo de preparación del plantel es el mismo que tienen todas las selecciones del mundo antes de disputar un campeonato de estas características. Por otro lado, una diferencia que se me ocurre podría dar ventaja a algunos países europeos sobre otros, sería el hecho de que en algunos de ellos, como España o Italia, hay muchos jugadores que ya se conocen y juegan juntos en sus respectivos equipos, acortando con esto sensiblemente el tiempo necesario para lograr buena fluidez de juego luego, en sus respectivas selecciones. Pero la realidad muestra que países que no cuentan con esta aparente ventaja, como Argentina o Brasil, de igual manera siempre están disputando los primeros puestos del campeonato, lo que me lleva a creer entonces que este factor no es en definitiva tan importante como parece.


Después de este escueto y elemental análisis, y no encontrando en él elemento alguno que me lleve a concluir que nuestro seleccionado tiene menos posibilidades que otros para alcanzar el máximo galardón futbolístico, vuelvo entonces a la teoría del principio. Lo que nos falla a nosotros (cuando digo nosotros está claro que me refiero a los jugadores de nuestra selección), es la CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS Y EN NUESTRAS POSIBILIDADES. Y esto no solo lo digo yo, sino que queda de manifiesto en las declaraciones de los mismos jugadores. A ninguno de ellos he escuchado decir que va a la copa del mundo pensando en ganarla, sino que todos van a “tratar de hacer el mejor papel y a dejar lo más alto posible al país”. A mi me parece que con este concepto como meta, nunca vamos a llegar al máximo escalón, porque siempre nos vamos a sentir satisfechos con haber llegado lo más alto posible. Esto queda más que claro en el siguiente ejemplo: si le preguntamos a un brasilero que opina si su selección queda en el tercer puesto del campeonato mundial, va a decir seguro que es un rotundo fracaso, y va a estar triste. Si le preguntamos a un uruguayo, no solo lo firma ya, sino que va a estar loco de la vida. Gran diferencia.


Además de esto, pero en relación directa con el tema de la confianza en ellos mismos como jugadores y a su vez colectivamente como equipo, estoy aburrido de ver que muchas veces el equipo Uruguayo entra a la cancha a jugar con ciertos equipos, sintiendo en sus fibras más íntimas que si empata, o incluso hasta pierde, está bien igual. Los llamados partidos perdibles. Nadie se va a enojar y por ende ellos como jugadores no se van a sentir tan mal, porque el rival era uno de esos contra los cuales era previsible perder. Entonces, siguiendo esta línea de razonamiento, jamás vamos a poder ganar nuevamente un campeonato del mundo. El campeón del mundo no puede tener partidos perdibles. Creo yo que por el contrario, la mentalidad de un equipo ganador tiene que ser exactamente la opuesta: EN LA PREVIA TODO PARTIDO ES GANABLE. El trámite y las diferentes circunstancias del mismo darán luego el resultado final. Pero eso ya habrá que analizarlo desde otros puntos de vista. Lo que yo quiero decir con esto es que un equipo que quiera llegar a cosas importantes, jamás debe entrar a la cancha con un techo mental previo, porque es bastante probable que ese sea efectivamente a la postre su techo.


El tema de la presión psicológica es un factor que creo yo influye demasiado en el rendimiento individual y colectivo de nuestros jugadores. Más que en otros equipos, y esa considero que es una falencia que podría corregirse con un adecuado trabajo de motivación. Al igual que los músculos, la psiquis también es moldeable, corregible y por ende, mejorable. Prueba más que suficiente de esta influencia negativa de la presión, es el hecho de que en las eliminatorias para Sudáfrica 2010, nuestra selección ha desplegado mucho mejor fútbol en circunstancias que en la previa eran adversas (o sea que la presión para ganar era menor), que cuando eran favorables. Uruguay ganó, jugó mejor y sacó mejores resultados, ante los mismos rivales, en el exterior que en su propio estadio. Sino basta solo con recordar el partido que literalmente vapuleamos a Brasil en su casa, y al cual no le ganamos sencillamente porque no estábamos preparados mentalmente para hacerlo. Se podría decir que nuestro techo mental estaba más que alcanzado con un empate. Esto habla a las claras de que la presión ejercida por las circunstancias y la obligación de ganar, pone más nerviosos de lo que debería a nuestros jugadores, llevándolos a cometer errores fatales y a no desarrollar un juego colectivo de calidad. Un buen trabajo psicológico al respecto debería minimizar los efectos de esta presión. Opino que este tema no ha sido tenido en cuenta y trabajado en su real magnitud por las autoridades de la ASOCIACIÓN URUGUAYA DE FUTBOL. En algunos casos es el mismo preparador técnico de la selección el que gracias a su personalidad, además de cumplir una tarea de diseño técnico-táctico del equipo, hace las veces de motivador. Pero esto no ocurre siempre, y es obvio que actualmente no sucede con nuestra selección. El maestro TABAREZ, sin querer quitarle méritos como técnico de fútbol, lejos está de ser un motivador de grupo.



UN EQUIPO MENTALMENTE GANADOR


Un equipo mentalmente ganador es el que sale siempre a ganar los partidos, independientemente de las tácticas futbolísticas que use para ello. Puede ser incluso un equipo que por las características de su rival deba adoptar en la mayor parte del encuentro una estrategia defensiva, lo que no quita que tenga su cabeza puesta de todas formas en ganar el partido. Ser un equipo con mentalidad ganadora, no es tampoco ser un equipo caminase que solo piense en el arco rival sin medir las consecuencias de sus actos. La inteligencia para planificar cada partido individualmente es trabajo del técnico, y será él el responsable de combinar las piezas de una u otra manera, según el rival de turno. Se jugará a veces más y a veces menos ofensivamente. Lo que no puede cambiar ni disminuir un ápice jamás, es el objetivo final y la intención mental de los jugadores, que no puede ser otra que ganar el encuentro.


Al igual que todos los URUGUAYOS, más aún los que están desparramados por el mundo y de los cuales me consta que muchos leen estas páginas, tengo mucha ilusión depositada en nuestra selección. Pero además de ilusión tengo también mucha fe y confianza en los jugadores y en el equipo técnico que la forma. Por algún motivo tengo la íntima sensación de que este tema que desde mi humilde espacio he tratado de abordar, ya ha sido en parte tratado por gente que realmente sabe del mismo, y que algo se ha estado haciendo al respecto. Ojala sea así, para ésta y para todas las venideras generaciones de futbolistas que de aquí en más integren nuestro seleccionado.


Deseo realmente que así sea, porque considero que gran parte de las chances de que nuestro país vuelva a rayar a gran altura en una copa del mundo, dependen del trabajo que en este campo se realice.



¡¡ URUGUAY QUE NO NI NO !!









Y acá todos los goles de URUGUAY en las eliminatorias.




11 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con lo del estado emocional, pero no hay que meter a todos en la misma bolsa,se que somos pocos, pero estamos los que creemos que uruguay a esta copa no va de paseo, estoy convencido de que vamos a ser campeones, muchos diran que estoy loco (vamos a esperar). En la final de la copa del mundo va a estar la celeste, seguramente sera contra argentina, no importa quien sea, pero somos campeones, confieen. no es por ser uruguayo, pero uruguay es campeon.

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso igual que vos amigo, y también estoy convencido de lo mismo. Pero este fenómeno de entrar con miedo (nervios) a la cancha no lo podes desconocer. Igual repito que considero que algo ha cambiado en estos tiempos.

    Gracias por pasar y arriba URUGUAY.

    ResponderEliminar
  3. Hola, amo a este bendito URUGUAY y estoy seguro que vamos a ser LOS CAMPEONES DEL MUNDO EN ESTE 2010!!!!
    ARRIBA URUGUAAAAAYYY!!!!
    Y DE PROMESA ME VOY A TATUAR EN UNA NALGA...
    I LOVE EGIDIO AREVALO RIOS!!!
    JURO QUE LO VOY A HACER

    ResponderEliminar
  4. vamos ya somos campeones¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡podemos mas pero x si no con estar entre los 4 mejores yo ya me siento campeon¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ariva q podemos uruguay q no ni no gracias suarez gracias loco

    ResponderEliminar
  5. uruguay campeón del mundooooo
    URUGUAY NOMAAAA!!!!!1
    ESTE AÑO LA COPA VIENE PA CASA

    ResponderEliminar
  6. uruguay porfaboe!!!!!!!!!!!!!yo se que vos podes vamos la celeste te tengo fe!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola ! MEntalicemonos todos los Uruguayos, casi en estado de trance, convencido, sintiendo la seguridad, y visualizando a Uruguay levantando la copa, llorando de ALEGRIA, y de esta manera estamos haciendo TODO lo posible desde nuestros lugares para que este suceso se cumpla de esta manera ! si los 3 millones lo hacemos TOTALMENTE CONVENCIDOS, (sin conformismos) le estamos enviando una energia a nuestros pibes muy poderosa, POSITIVA !una de las mentiras mas grandes ques nos inculcaron, es ver para creer.....CREAN PARA VER! con confianza !soniemos todos los 3,3 millones juntos y veran que SI PODEMOS ! Abrazo a todos compatriotas ! juntemonos todos y creamos de una vez ! abrazo

    ResponderEliminar
  8. Sé a que te referís estimado lector. Pero quedate tranqui que el pueblo uruguayo le pone toda la fe, y la mentalización y la visualización a la que vos hacés referencia, la están haciendo los futbolísticas y el cuerpo técnico desde el primer día que llegaron a sudáfrica.

    Abrazo a todos y arriba URUGUAY.

    ResponderEliminar
  9. Soy de Colombia para mi familia y para mi la celeste sera la campeona de sudafrica algo que nadie tenia pronosticado que bien Uruguay

    David Molina Pineda

    ResponderEliminar
  10. super!!!! celeste te mereces esa copa tu garra saldra a relucir esta vez por toda sudamerica desde colombia te envio muy buena energia

    aracne73

    ResponderEliminar
  11. DESDE EL FONDO DE MI CORAZON...URUGUAY CAMPEON DEL MUNDO. vAMO QUE PODEMOS!!!!!De todas formas los uruguayos ya cambiamos la pisada. Ahora sabemos que podemos, que somos capaces de cambiar el destino, que si nos prendemos con uñas y dientes al triunfo siempre algo vamos a lograr. Más allá del ser o no campeón, esta selección nos devolvió la confianza en nosotros como entidad nacional. GRACIAS

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.