Páginas

domingo, 23 de agosto de 2009

ADSL LENTO

Por Hernán Barrios

Aunque a la luz de algunos de mis artículos no lo parezca, las personas que me conocen personalmente saben que soy una persona tranquila, moderada, y hasta paciente. En realidad, quizás sea tan calentón como el que más, pero desde siempre he tenido la costumbre de no manifestar mis emociones iracundas, sino hasta que me pasa el agua. Y éste es uno de esos momentos.


La culpable de mi enojo en este caso no es una mujer, y tampoco la garantía de mi nuevo televisor comprado en Motociclo. Esta vez la gota que derramó el vaso es nada más y nada menos, que MI CONEXIÓN A INTERNET (ADSL libre).



El tema es así.


Hace algún tiempo firmé un contrato con ANTEL en el que en líneas generales yo me comprometía a pagar alrededor de 500 pesos por mes, a cambio de un conexión libre a Internet de 512 kb de bajada, y 128 kb de subida. Según lo que yo, con mis modestos conocimientos a nivel usuario sobre el tema tenía entendido, esa velocidad podía oscilar dentro de ciertos parámetros, dependiendo de algunos factores. Entre los más influyentes, quizás estuviera la cantidad de usuarios conectados en ese momento.


El problema en realidad es que la dichosa velocidad de conexión prometida, jamás se cumplió. Ni a las 4 de la tarde, ni a las 4 de la mañana. Ni entre semana, ni los fines de semana. Ni siquiera en semana de turismo, que no queda ni mi abuelo en Montevideo, así como tampoco en pleno enero. Igual durante muchos meses mantuve la esperanza y busqué excusas para conformarme, y de paso para quitar algo de responsabilidad al ente Estatal. “Debe ser una cuestión momentánea por tareas de mantenimiento”- me decía convencido, al tiempo que seguía esperando un súbito arranque de mi computadora que nunca llegó.


Con el tiempo he ido aprendiendo algunas cuestiones referidas al tema, y me he enterado, entre otras cosas, de que no soy el único que tiene este problema. En realidad, todas las personas que contratan el servicio de ADSL, en mayor o en menor medida, son víctimas de este “robo virtual”.


Intentaré ser más gráfico. Imagine querido lector que usted pagara una tarifa fija a UTE por el servicio de energía eléctrica, y recibiera a cambio una tímida lucecita que no alcanzara ni para leer el diario. A usted lo estarían robando, porque le aseguran una cosa, le cobran por esa cosa, pero le dan mucho menos. Bueno, lo mismo sucede en este caso. Lo que pasa es que como los que usamos Internet en Uruguay todavía no somos tantos como los que usamos luz, y además de eso se ve que somos todos bastante mansos, ANTEL aún no se ha visto forzado a solucionar de alguna manera el tema, y sigue vendiendo tranquilamente un servicio que en realidad lejos está de ofrecer. Eso, por no mencionar el hecho de que el monopolio que ANTEL tiene sobre los servicios de Internet, lo hacen dueño y señor de sus acciones, y por ende de sus precios y calidad de sus servicios.


Pero como las palabras pueden ser o no ser, plasmo a continuación en imágenes el fenómeno al que hago referencia.






Según me ha comentado gente que sabe del tema, parece ser que el problema radica en una sobreventa del servicio. ANTEL cuenta con un caudal máximo y fijo de información para hacer pasar por sus cables de fibra óptica, que es el que Uruguay ha comprado a su proveedor de INTERNET. Y ese caudal debe repartirlo entre todos sus usuarios, adjudicándole a cada uno, la cuota del servicio al cual se ha suscripto. Pero claro, ese caudal de información tiene un límite. Si ANTEL compra siempre la misma cantidad de INTERNET, pero sigue agregado usuarios a su RED, cada vez nos va a tocar una porción más chica de la torta a cada uno de nosotros. Yo creo que habría que avisarle al ente Estatal, que el milagro de los panes y los peces, ocurrió hace ya algún tiempo, y está bravo para que se repita.


Además, tengo entendido que encima, y debido a una desinteligencia gubernamental ocurrida hace algunos años, cuando instalaron por debajo del océano Atlántico el cable maestro de Internet, que viene desde USA y abastece a toda América del Sur, Uruguay no quiso sacar un ramal desde el mismo, por haber considerado muy costosa la operación, y además porque la creyó innecesaria para la época. Cero visión de futuro, ¿no? Tiempo después, tuvo que subcontratarle el servicio a Brasil y Argentina. De esta manera, Uruguay está conectado al mundo por medio de un pequeño capilar, en lugar de hacerlo desde la arteria principal, con las obvias limitaciones que esto conlleva.


En definitiva, y como para redondear el tema, cuando de acuerdo a lo pactado por contrato, ANTEL debería asegurarme una velocidad de descarga de poco menos de 64 kb por segundo, resulta que en realidad raras veces llega a 30 kb/s. Eso cuando anda rápido; pero si tomamos en cuenta que en realidad la mayoría de las veces anda a 9, 10, 12 y 15 kb/s, el promedio no pasa jamás de 12kb por segundo, lo que como podrán ver, es algo así como 1/5 de lo que me corresponde. ¿Me están robando o solo me parece?


Para terminar el artículo con otro ejemplo que resume claramente el asunto, les cuento que el otro día un amigo se compró un modem inalámbrico de MOVISTAR, adquiriendo un paquete de INTERNET que incluye 1G de descarga por mes, a una velocidad de 512 kb (igual que la mía). Solo para corroborar mis sospechas, pusimos a descargar al mismo tiempo, él en su casa y yo en la mía, un mismo archivo. El tiempo estimado de descarga de mi conexión era de 3hs 20 mins. El de mi amigo, 38 minutos.




Este último cuadro refleja la velocidad de conexión en este momento. Véase que donde debería decir 0.512 dice 0.12, y donde debería decir 0.128 dice 0.04.


LECTURAS RELACIONADAS:

Uruguay quiere más banda ancha
El gripo por más y mejor banda ancha se hace fuerte
Campaña por el ancho de banda en Uruguay
El reclamo por ancho de banda en Uruguay llega a la prensa
Más ancho de banda en Uruguay
Internet en Uuguay, una herramienta para el desarrollo que falta
El ADSL en Uruguay es caro y lento
La enseñanza de Anteldata
Uruguay, país de servicios malos: Anteldata y la competencia
Habemus ADSL
Anteldata: Sin ADSL (camino por las paredes)





4 comentarios:

  1. Jejeje, esto es lamentable pero es asi, y no sucede solamente en Uruguay, yo que he trabajado en un ente pribado de Argentina, el cual brinda servicios de internet, de 2.5m, 3m, 5m, y hasta 20m de coneccion, savemos q sobrevende sus productos a medidas descomunales, invirtiendo lo menos posible, y de este modo pasa esactamente lo mismo que pasa hoy en Uruguay.
    Esto es un mal grande, q nos afecta, por la falta de competencia y seriedad, ni que hablar q por la falta de contro, y seriedad estatal, por que sean privados o publicos, deben tener competencia, pues en la competencia se forgan los precios y la calidad en el servicio, aparte de que es obviamente necesario un control sobre las empresas para garantisar la satifaccion del cliente y no el engrosamiento de los bienes financieros de las empresas gracias a los usuarios q no tenemos ni voz ni voto sobre estos temas.
    Es mas en caso de montevideo al menos pueden usar el internet inalambrico, pero en caso del interior donde vivimos unos cuantos, el 3g no existe o es demaciado pobre y la coneccion que dan es por lejos peor que la de antel, por ende estamos en la misa.
    Un abrazo primo.

    ResponderEliminar
  2. Es como vos decís, lamentable. A mí lo que en realidad más me indigna, no es que la velocidad sea lenta, sino que nos mientan. Si de entrada nos dijeran la velocidad real que vamos a tener, uno ve si contrata el servicio o no. Pero esta mentira descarada, es literalmente una estafa. ¿No está eso acaso contemplado en el código penal?

    Abrazo y gracias por estar.

    ResponderEliminar
  3. la verdad que estan robando a la gente con esto. con eso digo todo un abrazo

    ResponderEliminar
  4. es verdad ya me tiene arto sigue igual

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.