Páginas

jueves, 13 de agosto de 2009

DE CERQUITA

Por Hernán Barrios

La distancia mínima a la que se puede acercar una persona para hablarme, es de 50 centímetros. Menos de eso, lo considero una intromisión a mi espacio privado. Por ende, me ponen bastante incómodo las personas que se me acercan tanto, que parece que en lugar de hablarme, me van a hacer un examen folículo-epidérmico facial.


Seamos objetivos. ¿Qué necesidad hay de semejante aproximación? No sé si lo hacen creyendo que hablándome bien de cerquita les voy a entender mejor. ¿O será que quieren generar con esta actitud una especie de supremacía comunicacional? Sinceramente, a mí lejos de generarme algo de eso, me dan unas ganas enormes de agarrarlos fuerte del cogote, y ponerlos en su sitio.




2 comentarios:

  1. bien, desde mi punto de vista, creo que los seres humanos como individuos nesesitan relacionarse. a nivel psicologico la proximidad de una persona ayuda a mantener el contacto perzonal de la comversacion, por ende el pensamiento subconciente obliga al emisor a yevar a cabo certios rasgos de exprecion corporal.
    como la mirada fija en los ojos del reseptor,
    los movimientos gestuales y mimicos,

    en conclucion: de acuerdo a los paradicmas mentales establesidos por la sociedad la proximidad de 2 perzona durante una conversacion tiene una influencia proporcional a factores como: el peso de la platica, la importancia que le da una perzona a la otra, y el laso personal que hay entre ambos, asi como la atencion prestada.

    y desde mi punto de vista perzonal. medio metro es una distancia promedio, pero si le das tanto peso a cuestiones como esa entonses, has llegado a considerar que podrias ser antropofovico.

    vien creo que exagere, aveses yo tampoco soporto la sercania de las demas perzonas,
    pero pienso que hay gestos como abrazo y asercamientos que son fundamentales para una conversacion

    amm espero que tomes en cuenta mi opinion.
    que edad tienes?

    yo tengo 18

    ResponderEliminar
  2. Bueno bueno, estimado amigo. Parece que se ha tomado las cosas muy a pecho; pero está bien, cada uno se las toma como quiere.

    Los conceptos vertidos por vos en el párrafo 1 y 2 no los voy a rebatir ni a afirmar, ya que seguramente son extraídos de algún manual de psicología o de comunicación, y si bien considero que algunas de las cosas que ahí se expresan pueden ser discutibles, no creo que sea este el espacio adecuado para hacerlo (no porque no me interese el tema, sino porque el resto de los lectores se aburriría con nosotros, y como entenderás, es mi deber velar entre otras cosas, por el entretenimiento de la barra).

    Con respecto a su conclusión expresada en el párrafo 3, déjeme expresarle mi agradecimiento por su diagnóstico doctor. Años llevo en este mundo sintiendo esa sensación de querer matar a alguien sin saber por qué, y ahora aparece usted y me arroja luz sobre las sombras. ¿ANTROPOFOVICO dijo? Ya mismo estoy llamando a mi psiquiatra. Ring...

    Con respecto al cuarto, estoy de acuerdo con vos en la primer parte. Va, en realidad estoy de acuerdo en todo el párrafo. Lo único que eso de los "abrazo y asercamientos" está bien, pero para otro tipo de relación no comercial, como la que se plantea en este caso.

    Bueno, amigo, espero haberle dedicado el tiempo que se merece. Su opinión, al igual que todas las que aquí aparecen, ha sido tomada en cuenta.

    Mi edad... lea lea, que por ahí aparece.

    Abrazo

    ResponderEliminar

Diga sin miedo lo que piensa, acá no hay censura de ninguna clase. Le sugiero igual que impere el respeto, en caso contrario difícil que pase.